• Presentación
  • Dr. Superby
  • Lo más leído
  • Responsabilidad
médica
  • Prensa
  • Enlaces de
interés
  • Contacto
 
INICIO BÚSQUEDAS EN EL SITIO CONTACTO MÓVIL

 

 

La pericial médica, Artículos y entrevistas  Dr. Superby

 

 

 

 

Dos tipos de responsabilidades dependiendo de la finalidad de la intervención quirúrgica
 

 

 

 


Desde hace bastantes años se han venido distinguiendo en la actividad sanitaria dos tipos de responsabilidades dependiendo de la finalidad de la intervención quirúrgica.

 

La doctrina ha sostenido que si lo que se busca no es la sanación o la curación de una patología sino un fin estético, la medicina se asemeja más a una obligación de resultado en la que el médico se compromete a obtener lo pactado con el paciente.

 

 

Dos tipos de responsabilidades dependiendo de la finalidad de la intervención quirúrgicaEsta teoría, aplicable a los casos de medicina estética y vasectomías, principalmente, ha sido matizada por la Sala Civil del Tribunal Supremo en una sentencia que en un caso de cirugía estética afirma que no hay obligación de resultado salvo que el médico así lo garantice.

 


 

  • El alto tribunal deja una puerta abierta en su nueva doctrina al admitir que no hay respuestas absolutas, dado que puede haber matices.

 

 


José Antonio Seijas, magistrado ponente de la resolución judicial, lo expresa de la siguiente manera: "La distinción entre obligación de medios y de resultado no es posible en el ejercicio de la actividad médica, salvo que el resultado se garantice, incluso en los supuestos más próximos a la llamada medicina voluntaria que a la necesaria o asistencial, sobre todo a partir de la asunción del derecho a la salud como bienestar en sus aspectos psíquico y social, y no sólo físico".

 


La Sala Civil continúa su razonamiento afirmando que la responsabilidad del médico "es de medios y como tal no puede garantizar un resultado concreto". Es decir, "debe poner a disposición del paciente los medios adecuados comprometiéndose no sólo a cumplimentar las técnicas previstas para la patología en cuestión con arreglo a la ciencia médica adecuada a una buena praxis sino a aplicar las técnicas con el cuidado y precisión exigible [...]".

 

 

 


Todo es valorable

 


La Sala Civil del alto tribunal rompe así con la doctrina de la doble obligación del médico. Sin embargo, los magistrados no quieren ser tan rotundos en sus apreciaciones y abren la puerta a la posibilidad de que pueda hablarse de dos tipos de obligación dependiendo de las circunstancias del caso.

 

En efecto, la sentencia afirma que "las doctrinas sobre medicina curativa-satisfactiva y obligación de medios-resultado no se resuelven con respuestas absolutas, dado que según los casos y las circunstancias concurrentes caben ciertos matices y moderar las consecuencias". Es decir, "las singularidades y particularidades de cada supuesto influyen de manera decisiva en la determinación de la regla aplicable al caso y de la responsabilidad consiguiente".


En el caso estudiado por el alto tribunal, en el que la paciente sufrió una paraparesia tras una operación de cirugía estética mamaria con anestesia epidural, no se aprecia infracción de la lex artis en la actuación del cirujano y del anestesista.


La paciente consintió la intervención y la anestesia epidural "por entender que era la más aconsejable". Además, "la relación de parentesco por afinidad que mediaba entre paciente y médico viene a complementar en términos razonables la información escrita y pone en evidencia que en el historial médico consta que la enferma no tenía ningún problema de alergia a nada ni a ningún medicamento".


No hay reproche tampoco a la administración de la epidural, pues "ningún dato registrado en los antecedentes de la paciente, en las analíticas preoperatorias o en el transcurso de la intervención sugerían o desaconsejaban la práctica de la una anestesia epidural, la colocación de un catéter o la interrupción de la cirugía".


El Supremo también descarta la aplicación de la teoría del daño desproporcionado, pues existe una causa que explica el resultado, por lo que concurren los presupuestos para su aplicación.

 


Objeciones en tribunales inferiores


La Audiencia Provincial de Madrid ya expuso sus objeciones a las teorías sobre obligación de medios y de resultado. Los magistrados aclaraban en una sentencia que no en todos los casos el médico está obligado a responder de las consecuencias (ver DM del 20-III-2009).


 

 

Fuente:  Diariomedico.com
 

 


 

 

 

www.peritajedrsuperby.es

   

 

Página web barata   Diseño web Posicionamiento SEO  Otros trabajos: Reparacion inversores de tension  Cursos cobranzas  Administración Bienes Valuaciones  Cesped Artificial Girona  Seto artificial